La Perla Negra                                                                                                     

 

Ha sido, y es,  el barco más veloz que ha surcado los mares, mi barco.

 

Su mera vista helaba las venas y provocaba un gran terror entre las tripulaciones de los demás barcos.

 

En su momento llegamos a usar unas velas negras totalmente desgarradas, que luego fueron reparadas.

 

Contaba con un armamento total de 32 cañones de 12 libras (1 libra es más o menos unos 450 gramos, por si no lo tenías claro).

 

Sus velas negras fueron su característica principal, lo que las diferenciaba de las demás; su velocidad era tan superior a  cualquier  navío que me permitía, junto con mi brújula (no confundir con la bruja de …, nada que ver), llegar a cualquier lugar que me propusiera antes que cualquier otro capitán pirata.

 

Mi tripulación estaba formada por unos piratas malditos que no podían morir, hasta que se rompiera la maldición del oro azteca .

 

Así que, para recuperarlo, tuve que recurrir a otra tripulación de piratas que recluté en Tortuga.

 

Para mí, La Perla Negra fue y será siempre el símbolo de la libertad, y ya en mi primera película lo dejé claro cuando proclamè: “ Lo que La Perla Negra representa es la libertad”.

 

Además, cuando me arrojaron con Marie  a la misma isla desierta, donde anteriormente fuì abandonado por Barbossa, brindamos con ron diciendo “por la libertad, por La Perla Negra“.

 

Tan solo han existido dos barcos que podrían haber igualado, si acaso, a La Perla Negra: El Holandés Errante (capitaneado originalmente por Davy Jones y posteriormente por Will Turner) y La Venganza de la Reina Ana (del capitán Barbanegra y luego de Héctor Barbossa).

 

 

 

https://es.wikipedia.org/wiki/Perla_Negra